QUIENES SOMOS??? Somos un grupo de amigas.... amigas del colegio...amigas del instituto, que despues de 20 largos años sin verse vuelven a reencontrarse y a retomar esa amistad de la juventud.... La vida de cada una de nosotras fue tomando en la mayoría de los casos, un camino que no era el que habíamos soñado en nuestra adolescencia. Ahora, a punto de cumplir los 40, pretendemos comenzar esta segunda parte de nuestra vida de la mejor forma posible...manteniendo esa "locura" de la juventud, pero con la ventaja de la experiencia adquirida. Muchas de nosotras, ya hemos sufrido bastante, por eso llegó la hora de afrontar la vida de la única manera posible: viendo sólo su lado positivo. Si tu piensas como nosotras....puedes unirte a este club.

COMPAÑEROS DEL CAMINO

29 mar. 2011

21.- CERRANDO CÍRCULOS

        
          Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.
          ¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?,  Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los por qué, en rebobinar la cinta y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.
          No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
         Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.
          Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.

         Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente…
        El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú… Suelta el resentimiento. El prender "tu televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.
          La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas" por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones? , ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.
          Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.
          Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.
          Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Por eso cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.
          Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡Esa es la vida!

( Unas sabias palabras de Paulo Coelho. Han caído en mis manos en el momento oportuno. Son toda una lección para afrontar el momento que estoy viviendo)


11 comentarios:

  1. B.Z.-->Me ha encantado, como te lo curras. Que bonito y que cierto, ahora solo hay que ponerlo en práctica.

    ResponderEliminar
  2. ROSA:me ha encantado... seguramente todas nosotras nos hemos visto alguna vez en situaciones en las que queriendo o sin quererlo hemos tenido que salir y cerrar la puerta... a veces con dolor y otras veces con mucho dolor...
    te pueden ayudar las palabras de comprensión de un amigo.. te pueden ayudar este tipo de lecturas... pero en el fondo solamente uno mismo tiene que hacerlo por si mismo y estar convencido y tener las cosas claras y con muchas ganas y esfuerzo se consigue, claro que sí. Hay párrafos que me encantan.. porque me siento comprendida plenamente, incluso digo: jo, es que parece que está escrito para mi... como probablemente hayais sentido todas vosotras... y entonces te das cuenta que eres "normal", ya que lo que te ha pasado (alguna vez), puede pasar a las personas, a cualquiera, porque está claro que se habla/escribe sobre ello, no??? entonces no es algo tan ilógico, irracional, imposible... pero lo bueno es, conseguir no verlo como algo negativo y triste... sino como otra experiencia más en el libro de tu vida... AFRONTAR Y SUPERAR Y QUERERSE MUCHO A UNO MISMO, PORQUE QUERIENDOSE MUCHO SE VA A QUERER LO MEJOR PARA UNO MISMO, NO???
    Hablamos sobre la positividad continuamente, pero es que de verdad, yo desde que estamos con este tema... he prosperado mucho... y me lo creo que me funciona, hay que querer... y esperar que llegue el momento... que llega...

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo con Rosa. La nueva entrada del Blog me ha parecido preciosa. Lo difícil es llevarla a la práctica. Cerrar las puertas del pasado, de lo que pudo ser y no fue, dar la vuelta a la hoja y seguir adelante no es tan fácil. Nos aferramos a buenos recuerdos, a momentos vividos, a personas amadas y no queremos reconocer que lo pasado ya no vuelve. En lo que más estoy de acuerdo es que ya no somos los mismos de hace dos días, ni de hace tres meses ni de hace un año. El tiempo nos cambia y nosotros debemos ir evolucionando con él.
    Adelante. Cierra esa puerta y abre otra nueva al futuro. Siéntate y piensa todas las puertas que tienes que cerrar. Porque hay un montón de puertas por abrir.

    ResponderEliminar
  4. Que cierto es que tenemos que saber cerrar puertas y no ofuscarnos con cosas que ya no pueden ser, pero tb me parece que es muy difícil, en la cabeza, al principio no paramos de preguntarnos por qué??por qué??
    Y me encanta eso que dice que la vida está por delante y nunca por detrás. Es verdad, tenemos muchas cosas por descubrir, pero para eso hay que desprenderse de todo el lastre porque si no no vamos a ser capaces de ver todo lo que tenemos por delante.Tenemos que aprender a querernos a nosotras mismas, y para ello hay que borrar todo lo que nos recuerde el pasado. Empezar otra vez de cero.Una nueva vida....

    ResponderEliminar
  5. Siempre que paso por aquí me haces reflexionar... ay, madrecita, yo no sé si estoy acabando un capítulo, empezando uno nuevo, o se me solapan dos... qué lío Dios mío.

    ResponderEliminar
  6. chica por que no te propones escribir un libro?? que bien lo haces, ahora ya sabes olvida el pasado y coge el presente, que te esta esperando lo mejor, besos

    ResponderEliminar
  7. OSCAR: cuanto tiempo ha pasado?? tres años desde que nos conocimos, tres años de alegrias y sufrimientos, con sus momentos buenos y momentos malos pero como bien dices en esta reflexion compañera hay que cerrar el libro, ese libro que tanto tiempo lleva abierto. Me hace reflexionar y mira que no soy de esos.... jejeje. Pero quien dice que despues de cerrar ese libro no puede haber una segunda parte, ya se que segundas partes nunca fueron buenas, pero si ese cambio por el paso del tiempo nos hace una persona mejor o peor y nos vuelve a llevar al mismo sitio donde una vez estuvimos atrapados??..
    Bueno que creo que me lio yo solo, pero esta vez me voy a liar la manta a la cabeza y voy a tirar para adelante.

    Amiga sabes donde encontrarme.

    ResponderEliminar
  8. Entender y aceptar el desapego es algo fundamental para ser feliz. Ya se que es dificil, pero tenemos que aceptarlo.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  9. Hola chicas

    Os leía y me venía a la memoría algo que he escuchado en más de una ocasión y es una reflexión de Jorge Bucay "Soltar, dejar partir" que pertenece al libro "El camino de las lágrimas".
    Coinciden mucho en las palabras y en el significado de lo que aquí escrbís, y que comparto plenamente.
    Me quedo sobretodo con una palabra que hace tiempo intenté que no formara parte de mi vida y es el "resentimiento", creo que es importante dejar el resentimiento y pasar página para seguir adelante con nuestra vida y disfrutando de lo que tenemos ahora, del presente.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Sin duda, soltarse, dejarse ir.
    Nada se pierde, todo se transforma dijo mi compatriota Drexler, Jorge.
    Vivo luchando en esa intención.
    He aprendido a perder desde la infancia.
    A ganar hace muy poco.
    Me interesa más jugar por jugar, quizás.
    Soy un maestro del olvido fácil.
    Tengo el corazón de un hobbit
    y ando en la vida como un elfo de los bosques.
    Siempre cambiando y cambiando,
    trocando lo sucio en oro. Para mí, solo.
    Aprendiendo, desaprendiendo, desprendiendo,
    dejando todo libre.
    Siempre digo...no quiero estar con alquien que no quiere estar conmigo.
    Cuando hay demasiadas oportunidades trato de recluírme y pensar, filosofar, preguntarme.
    Me gustó tu texto, si es lo que estás sintiendo...no estás sola. No.

    Un abrazo desde MOntevideo.

    Nicous

    ResponderEliminar
  11. me gusta soltar,
    siento dentro mío,
    como una energía nueva renace,
    quiero irme siempre.
    quiero soltarlo todo.
    hay momentos que solo
    me queda el cuerpo
    y la respiración sintiendo.
    la vida, simplemente sintiendo

    ResponderEliminar

ME ENRIQUECEN VUESTROS PUNTOS DE VISTA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...